SAN BABILA
DAY HOSPITAL

02 2046941

RESERVA AHORA TU CITA

Contáctenos para informaciones o para reservar una cita

Contáctanos

EL IMPLANTE EN TITANIO EXTERNO AL HUESO

Rehabilita con prótesis fija tu boca aunque el hueso esté delgado, bajo o vacío

DESCUBRE TODAVÍA MÁS

El San Babila de Milán y Roma, fundado en el año 1983, tiene una división de odontología y de implantología de avanguardia. El equipo de implantología, guiado por el doctor Giancarlo Di Giulio creó un impiante el twin implant” que resuelve todos los casos inclusive aquellos con hueso delgado, bajo o vacío por amplios senos maxilares donde los implantes tradicionales no son aplicables.  Desde los años 80 se han venido efectuando millares de casos que hasta ahora siguen siendo válidos. El equipo se vale de un laboratorio donde la investigación se encuentra en continua evolución para la seguridad y el bienestar de los pacientes.

TESTIMONIOS

Habiendo tenido siempre problemas con los dientes y caries, desvitalizaciones, al comienzo de los 40 años decidí por optar por el implante, esperando de poder resolver definitivamente el problema……….y EUREKA desde el año 2010 hasta hoy la excelencia está allí por ver ….. excelente sistema, mérito de un equipo fantástico. Eficiencia, cordialidad, disponibilidad, competencia y atención hacen de este centro un faro para quien desee resolver todos los problemas relacionados con las patologías dentarie.
Gracias a todo el equipo.
Paciente Código 8366, Milán, 17.6.2014
Distinguido Profesor Doctor. Di Giulio,
desde el lejano año de 2000 me sometí al implante yuxtaóseo y después a de otras intervenciones de parte de otros médicos, éste fué en absoluto el que más resolvió el caso. Agradezo al profesor y a su equipo porque resolvieron estupendamente bien mi problema, inclusive teniendo en cuenta que soy una cantante lírica y era necesario también para la pronunciación haber efectuado un trabajo muy cuidadoso.
Agradezco.
Paciente Código 1201, Milán, 18 mayo 2012
Deseo expresar plena satisfacción por el implante yuxtaóseo al cual me sometí en el mes de noviembre de 2010 en el S. Babila Day Hospital.
Acababa de pasar un período difícil, rodeado por una serie de intentos infructuosos y por la perspectiva de tener que recurrir a la prótesis móvil por el resto de mi vida. Todo ésto con graves repercusiones sobre mji condiciónh psico-física. Gracias al éxito de esta intervención mi vida cambió positivamente. Volví a nutrirme correctamente y a saborear los alimentos, desarrollé mayor confianza en mí misma, y sobretodo volví a encontrar la alegría de reír. Gracias.
Paciente Código 8659, Milán, 20.02.2012